La personalidad del aceite de oliva virgen extra viene dada por la calidad y maduración del fruto, la variedad y también en gran parte por el suelo y la climatología de la zona.

Caracterización de suelo

La Finca Los Llanos se encuentra en la terraza media del Ebro. El suelo es profundo desarrollado sobre depósitos cuaternarios, ligeramente pedregoso y uniforme, lo que le confiere unas cualidades perfectas para el enraizamiento y para la retención de agua, así como para su infiltración y drenaje.
El contenido de materia orgánica en el horizonte superficial es elevado, por encima de la media de los suelos de la zona, y es consecuencia del manejo del mismo, con el establecimiento de la cubierta vegetal y el laboreo de conservación.
Se trata por tanto de un suelo con una aptitud agronómica perfecta para el cultivo del olivo.

Clima

La finca tiene una climatología compleja, que limita la producción del olivo, pero los contrastes son lo que confieren al aceite una concentración de aromas única. Algo que caracteriza este área de la Ribera de Navarra es la alta insolación, ya que contamos con más de 2600 horas de sol al año. Además está influenciada por tres tipos de climas y en una misma semana pueden darse los tres:
– Clima Continental: Frío y seco, que entra desde la meseta castellano-leonesa por el Moncayo, situado a 32 km en línea recta de la plantación.
– Clima Atlántico: Húmedo y suave, viene del norte por el valle del Ebro.
– Clima Mediterráneo con invierno frío: Clima extremo de inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, viene del sudeste por el valle del Ebro.

Visita Variedades de la finca